El mundo capturado

El mundo capturado

¿Hacia donde vamos? Me veo y los veo, sí, a ustedes los observo al igual que a mi caminando solos, sin compañía alguna. Los dedos se funden en un “tecletear” constante e inconsciente, pero no el sexual, sino aquel carente de conciencia. ¿Estará la sexualidad relacionada con el automatismo y el “pseudoautismo” que nos caracteriza como sociedad? ¿Estarán los dos conceptos de inconsciente relacionados entre si de modo que uno remite al otro como causa-consecuencia?

Mis huellas digitales están ahí, pero siento perderme en la vorágine que terminará por quitarme la identidad, aquello que me hace singular y por lo cual puedo decir que estoy vivo… ¿Estoy vivo? Sí, respiro y cómo, pero ¿vivo?…

Correo, SMS, llamada entrante, tecleo y tecleo, sumergido en la hiperconectividad que me desconecta del mundo.

 

Ya no resisto y la impotencia de estar atrapado aquí me domina. Tengo plena conciencia de mi captura total y aun así nada puedo hacer.

Mi mente rebalsada de demandas sonoras está paralizada, inhibida en acción alguna… pero mi cuerpo… él pudo hacer algo sin consultarme, y agradezco que así fuera. Se elevó con firmeza mi brazo, tomó distancia yendo hacia atrás y con toda la furia que pudo sentir se lanzó hacia delante abriendo la palma en el camino, dejando volar por los aires a mi captor, que dio su integridad contra la réplica de mi Picasso. Ambos se destruyeron y se esparcieron por el piso de mi habitación. Pasé tres días en libertad. He sido capturado nuevamente.

Anuncios

4 comentarios sobre “El mundo capturado

      1. Me encantó! Lo curioso? Está escrito en un blog. Todavía me interrogo a mí misma sobre la “virtualidad” de lo virtual, siento que en algún punto, nos permite conectar. De hecho, mi primera “conexión” con vos fue virtual, siguiendo con las curiosidades… Debo disentir, no me siento “presa”, me siento libre… Excelente escrito!! Como siempre, nos dejás pensando.

        Me gusta

      2. Tal cual ! Como en toda negociación uno pide 20 para que le den 10… Acá es la exageración de esa demanda constante y la absorción que experimentamos… Todos los extremos son peligrosos.
        Gracias Mari ! Un beso enorme y me alegro que existan estas vías que nos permitieron contactarnos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s